El Ayuntamiento inicia los trabajos de poda del arbolado de las zonas verdes y viarias de la ciudad

8 de Octubre de 2021 - 12:04

La Concejalía de Medio Ambiente inicia este mes de octubre los trabajos de poda de la ciudad, que están previstos que se extiendan hasta finales del mes de marzo | Las actuaciones previstas abarcan más de 4.800 árboles, tanto de las zonas verdes como de las zonas viarias del conjunto de la ciudad


...

La Concejalía de Medio Ambiente, que dirige Jorge Pumar, inicia el próximo 11 de octubre los trabajos de podas 2021-22 en la ciudad. Así, el Ayuntamiento ha previsto actuar, hasta finales del mes de marzo, en más de 4.800 árboles ubicados en las calles y zonas verdes de los barrios de la ciudad.

Jorge Pumar destaca que “este plan de podas fue elaborado revisando árbol a árbol la ciudad, ya que para mí era clave conocer el estado de situación de nuestra masa arbórea para poder tomar las medidas adecuadas para su protección y conservación”. Subraya Pumar que las actuaciones del plan recogen también las demandas de los vecinos.

Las principales actuaciones contempladas en la campaña son podas de mantenimiento, rebaje o ambas, mantenimiento y rebaje. Además, para favorecer el crecimiento óptimo de los árboles nuevos que aún no tienen consolidada su copa, se realizarán podas de formación.

En los árboles de mayor altura los operarios se centrarán en la reducción del volumen y altura de las copas de algunos árboles que presentan estructuras descompensadas, voluminosas o ramas quebradizas, reduciendo riesgos para la ciudadanía y mejorando el desarrollo del árbol. En la mayoría de los casos, los trabajos se centrarán en poda de refaldado y eliminación de algunas ramas interiores para airear las copas. Las labores incluirán la corrección de las incidencias que afecten a diversas infraestructuras como fachadas, semáforos, pasos de cebra, etc. Además, se incorporarán solicitudes de podas propuestas por vecinos, para atender sus demandas.

Para la ejecución de la campaña de poda se siguen las prescripciones técnicas marcadas en el pliego del contrato de conservación de los espacios públicos y zonas verdes y priorizando los criterios de seguridad, necesidad técnica y prevención fitosanitaria.

Los trabajos fueron planificados en tres fases que se irán ejecutando a lo largo del período de poda. Las actividades fueron planificadas con el fin de optimizar el período de ocupación de calles y así reducir las posibles molestias causadas por las actividades para desarrollar. Bajo ese criterio se ejecutará, bien por zonas y calles enteras o por tramos, de forma que todo el arbolado de un mismo ámbito quede podado, optimizando así los recursos disponibles (personal, medios, rendimientos...).

Los trabajos se iniciarán por aquellas calles que serán protagonistas del alumbrado de la Navidad, evitando de esta manera molestias y atascos innecesarios para la ciudadanía.

La calle del Paseo, en el centro, Peña Trevinca y Coruña en la zona del Posío, Vila Real y Plaza del Couto en el barrio de dicho nombre, o Avenida de Marín en el barrio del Puente serán las calles de comienzo de los trabajos de poda.


 

Planificación de las calles de actuación en el mes de octubre:

Bedoya

Cardenal Quevedo

Saenz Díaz

Emilia Pardo Bazán

Samuel Eijan

Doctor Marañón

Dalí

Doctor Fleming

Francisco de Moure

José Álvarez González

Picasso

Río Mao

Río Xares

Vicente Risco

Camino Caneiro

Rúa Castelao

Faílde Gago

Luis

trabazos Nuño Ousende


 

En total, la previsión es actuar durante cinco meses en 4.800 ejemplares (1.300 árboles en zonas verdes y 3.500 en el viario urbano), la mitad de los disponibles en los parques y calles de la ciudad. Se realizarán podas en 94 calles de la ciudad y 103 zonas verdes del conjunto urbano y periurbano de Ourense.

Pumar indica que las previsiones iniciales de podas pueden ser modificadas para atender nuevas demandas que surjan en la ciudad o entre el vecindario.

Podas aprovechando la parada vegetativa de los árboles

Como todos los años, la campaña de poda comienza coincidiendo con el inicio de la parada vegetativa que produce la bajada de temperaturas. Es el período más adecuado porque se minimiza la tensión y la pérdida de zumo en el árbol, sobre todo para podas de rebaje, que son las que actúan sobre las ramas de mayor perímetro para reducir tanto el peso de la copa como la altura del ejemplar, y así equilibrar y compensar su estructura.

Se prevé que la campaña de poda 2021-2022 finalice antes del final de marzo, justo antes de que los árboles empiecen a brotar, aunque podría alargarse dependiendo de las especies y de las condiciones meteorológicas.

Asimismo, si estas actuaciones supusiesen cortes de tráfico u ocupación de vía, esta será señalizada con 48 horas de antelación, para el oportuno aviso a los vecinos y que la ciudadanía pueda retirar los vehículos afectados.

Los trabajos de poda en la ciudad se completarán con las labores de las brigadas de Medio Ambiente en los espacios de responsabilidad directa municipal.

Para Jorge Pumar, el desarrollo de este plan de poda “es clave para preservar la salud de los árboles de la ciudad”. Unos árboles, los recuerdan, “que son vitales para mejorar la calidad de vida de todos nosotros, por su labor como reguladores del clima de la ciudad, como absorbentes de contaminantes y como barreras naturales de ruidos y molestias”.