Praza Maior 1 988 388 100 | VOLUNTARIADO, Servicios Básicos. 988 388 133 (de 9 a 14 h)

Buscar
Buscador Concello de Ourense

Medio Ambiente

Áreas

El sábado 8 de junio volvió a entrar en funcionamiento a zona de juegos de agua ( Splashpad) del Parque Inclusivo de la Alameda del Crucero. Desde lo ocho de junio hasta lo 29 de septiembre, esta zona de ocio estará en funcionamiento en horario de 18:00 a 21:30 horas, para uso y disfrute de toda la chavalada de la ciudad. Los técnicos municipales revisaron ayer, viernes, que los chorros estaban en perfecto funcionamiento.

Junto a la tirolina de 44 metros de longitud, se trata de una de las propuestas más novidosas y de mayor éxito del Parque Inclusivo. Un proyecto que se puso en marcha el pasado mes de agosto, y que se convirtió de manera inmediata en una de las principales opciones de la ciudadanía para combatir el calor durante los meses de verano.

El parque de juegos acuáticos, denominado técnicamente Splashpad, es una propuesta fruto de la colaboración entre los servicios técnicos municipales y una empresa canadiense líder mundial en el sector de equipaciones de juegos acuáticos.

El alcalde de Ourense en funciones, Jesús Vázquez, destaca que esta obra “supuso la rehabilitación de una zona que estaba degradada en el centro de la ciudad, dándole responde a una vieja demanda vecinal y convirtiendo el entorno en un referente del ocio y esparexamento de pequeños y mayores.”

Vázquez Abad, destaca que “a través de esta dotación, el Ayuntamiento apuesta por que las niñas y los niños de cero la doce años puedan combatir el calor con juegos como géisers, chorros, cañones y arcos de agua, que disfrutan de todas las garantías de seguridad; y en un espacio abierto también la personas con movilidad reducida”.

Así, los 172 metros cuadrados de juegos acuáticos fueron diseñados para darles respuesta a las necesidades de la cautivada con problemas de movilidad. Consiste en un espacio abierto, sin barreras, bordos, pendientes ni obstáculos, que también permite el acceso a personas que usen cadera de ruedas.

Además, para garantizar la seguridad de sus usuarios no existen zonas con profundidad en las que se pueda concentrar el agua. De este modo, se evitan las situaciones de riesgo por afogamento así como la necesidad de tener que contratar socorristas para supervisar los juegos de la cautivada.

El Ayuntamiento transformó un espacio degradado en un referente de ocio para toda la ciudadanía, dándole respuesta también a la necesidad de espacios de encuentro para la familia. El Parque Inclusivo supuso la transformación del entorno gracias a propuestas de ocio activo como la tirolina, una zona de calistenia y sobre todo, con la apertura de esta zona de juegos de agua.

Se trata de un nuevo concepto de zona de ocio, con la que el Ayuntamiento quiere impulsar entre la cautivada experiencias sensoriales que promuevan el desarrollo de sus capacidades motoras, así como su desarrollo físico y cognitivo. Pero también supone una propuesta para impulsar el juego en grupo y entre diferentes generaciones.